Literaturas fantásticas: el Mundodisco de Terry Pratchett (I)

Inicio mi andadura por el mundo de los blogs con una sección titulada «Literaturas fantásticas». Sí, mi primera entrada en Traducción a la vista tratará, paradójicamente, sobre literatura. Es un tributo profesional, y un poco personal, a uno de mis autores favoritos: Sir Terry Pratchett. Y no negaré que también es una reivindicación del género fantástico, tal vez uno de los géneros menos apreciados en el mundo de la literatura (nunca me olvidaré de aquel profesor de traducción literaria que declaró leer de todo menos fantasía). Habrá gente que piense que la literatura fantástica es para niños o adolescentes, por las portadas de colorines y los títulos abstractos. Y tienen todo el derecho de pensarlo. Pero aquí me gustaría dar unas cuantas pinceladas sobre la obra de Terry Pratchett para demostrar que es un autor con el que se puede reír, aprender y reflexionar. Lo que sigue es solo es un pequeño ejemplo de lo que la fantasía nos puede aportar.

GaimanPratchett_438x283
Neil Gaiman y Terry Pratchett firmando ejemplares de Good Omens (1990).

Terry Prachett (1948-2015) ha sido uno de los autores británicos más prolíficos y conocidos de nuestra época. Sus obras, más de cuarenta si contamos solamente la saga del Mundodisco, se han traducido a 37 idiomas. Empezó a escribir en la década de los años 70 y no dejó de hacerlo hasta el último momento, cuando falleció el pasado mes de marzo. Fue uno de los primeros escritores que empezó a utilizar Internet para relacionarse con sus seguidores. Además, escribió obras en colaboración con Neil Gaiman (Stardust, American Gods o Coraline) o Stephen Baxter (el ciclo de los Xeelee o Las naves del tiempo), por ejemplo.

Aunque Pratchett ha escrito más allá del Mundodisco, es conocido sobre todo por esta serie de novelas, en las cuales encontramos distintas sagas. Aunque se pueden leer de forma independiente, cada libro se inserta en una serie dedicada a personajes en concreto (hay guías de lectura como esta infografía en inglés o esta con los títulos en español). Así, las más importantes son la saga dedicada a los magos de la Universidad Invisible, cuya primera novela es The Colour of Magic (El color de la magia); la saga de las brujas de Lancre, que empieza con Equal rites (Ritos iguales) o Mort, primer libro de la saga de la Muerte. Los guardias de la ciudad de Ankh-Morpock protagonizan otra de las cuatro grandes series del Mundodisco (podemos empezar por Guards! Guards!). Por otra parte, hay también novelas independientes, como Small Gods (Dioses menores) que no se adhieren a ninguna serie, con personajes nuevos que únicamente cobran protagonismo en un libro, aunque puede haber alusiones a ellos en otras novelas.

Pero ¿qué hace que Pratchett sea tan especial? A continuación lo veréis y cataréis un poco de su sabiduría. Este primer volumen de «Literaturas fantásticas» dedicado a Terry Pratchett se divide en dos entregas: en esta primera entrada podréis leer sobre la macroestructura de las novelas, la relación con otros textos y los géneros que desarrolla. La segunda entrega será más personal y subjetiva; hablaré sobre la filosofía «pratchettiana», las connotaciones y Dioses menores.

Entonces ¿a qué esperamos? ¡Izad las velas! ¡Viento a toda popa! ¡Mundodisco a la vista!

El disco: novelas corales y fragmentadas

Rincewind y Dosflores en la adaptación cinematográfica que se hizo de El color de la magia en 2008.
Rincewind y Dosflores en la adaptación cinematográfica que se hizo de El color de la magia en 2008.

La fragmentación es una de los rasgos más evidentes en las obras de Pratchett; no encontramos capítulos, sino partes individuales según el personaje del cual se esté hablando. Hay una evolución en la fragmentación, ya que las primeras novelas del Mundodisco no están tan subdivididas como las posteriores, donde la fragmentación se utiliza como recurso para apoyar el efecto de lo que se está narrando. Es decir, la obra se fragmenta más cuando la acción lo requiere, con lo que la narración adopta así más intensidad y tensión. La evolución de dicho fenómeno se debe al incremento del número de personajes. En la primera novela, El color de la magia, hay dos claros protagonistas: Dosflores y Rincewind, quienes viajan a lo ancho y largo del Mundodisco tras haber creado el concepto de turismo. En la serie de los guardias, sin embargo, encontramos que el que podría ser el protagonista, el comandante Vimes, comparte escenario con el capitán Zanahoria, Detritus, Angua, el sargento Colon, el cabo Nobbs, Jovial Culopequeño, los gremios, el patricio lord Vetinari y una guardia cada vez más numerosa y multiétnica.

Esto me suena…
La intertextualidad en Pratchett

Con tono muchas veces paródico y humorístico, Pratchett incorpora referencias a otras obras . En ocasiones el lector las puede reconocer con facilidad; pero en otras la intertextualidad puede pasar desapercibida. Por ejemplo, Mascarada es en sí una parodia de El fantasma de la ópera; pero la primera escena nos recuerda a otra obra, esta vez teatral: Macbeth. En otras obras también hace referencia a los grandes de la literatura fantástica, como J.R.R. Tolkien.

–¿Ah, sí? Esto… ya… yo pensaba que los enanos no llevaban joyas, eso es todo.
– Somos célebres por nuestros anillos, señor.
–Sí, claro–. Anillos, sí. Nadie como los enanos para forjar anillos mágicos. Pero… ¿pendientes mágicos? (Pies de barro, p. 121).

Pero otras veces las referencias no son literarias, sino culturales, provenientes de la tradición popular, musical o artística del Reino Unido. Soul Music, por ejemplo, está lleno de referencias a canciones y estilos de música. Por ejemplo, al que podríamos denominar protagonista, Imp Y Celyn, o Buddy, no dejan de decirle que parece un poco «elvish», que fonéticamente nos recuerda en inglés a «Elvis». El mismo Elvis Presley con un famoso y sugerente movimiento de cadera. Y qué coincidencia, Buddy y su banda son conocidos por tocar «Music with Rocks in».

Llegados a este punto, es necesario recalcar la importancia de una buena traducción. Habrá referencias que no será posibles trasladarlas a nuestra lengua con su sentido completo, pero aun así, hemos de poder sacarle una sonrisa al lector, hacer que el texto le recuerde a algo y que se devane los sesos pensando en qué. Y aquí no puedo dejar de decir: bravo, traductores de Sir Terry Pratchett. A sus pies me postro ante la labor tan magnífica que habéis conseguido hacer.

«Infinita diversidad en infinitas combinaciones»

Esta expresión trekkie describe muy bien a Pratchett en cuestión de género literario. Siempre con el trasfondo fantástico, Pratchett cultiva otros géneros, por lo que no se puede hablar únicamente de fantasía. Por ejemplo, El color de la magia es sin duda una combinación de novela de viajes, aventuras y fantasía, ya que llega al Mundodisco el primer turista de la historia y se dedica a viajar por este aplanado mundo.

Sam Vimes en Snuff.
Sam Vimes en Snuff.

Pratchett también conjuga el género fantástico con el policíaco en sus novelas dedicadas a la guardia de Ankh-Morpock, la ciudad más grande y más corrupta (según se mire) de todo el Mundodisco. Utiliza el entorno urbano para desarrollar este género (en las novelas campestres, las dedicadas a las brujas de Lancre, se abordan otros temas, como la superstición, la naturaleza humana, el poder de la convicción, etc.). En Ankh-Morpock, donde el crimen organizado está realmente organizado y regulado por la ley, la inseguridad forma parte del día a día y la gente ha aprendido a vivir así, e incluso sacan partido de ese clima social. El sistema se rompe cuando los guardias de la ciudad, en vez de dedicarse a dejar que la vida ilegal siga su ritmo, intentan que haya justicia. No solo tendrán que luchar contra los criminales, sino contra el patricio y los propios ciudadanos, quienes están acostumbrados a la otra realidad. Es una paradoja continua: la ciudad quiere seguir su ritmo de injusticia y corrupción, porque así las cosas funcionan de una forma predecible a la que saben cómo enfrentarse. El cambio viene dado por los guardias antes corruptos e inútiles, en quienes se ha operado un cambio: ahora tienen un deber que cumplir, un deber que da sentido a su profesión.

Todo esto da lugar a reflexiones sobre el deber, la igualdad y la justicia, siempre con tono humorístico, y sobre el género policíaco tipo Agatha Christie o Arthur Conan Doyle.

La gente decía que había una ley para los ricos y otra para los pobres, pero no era cierto. No había ley para quienes hacían la ley, no ley para los incorregiblemente ilegales. (Pies de barro, p. 203).

¿De qué sirven las pistas si son más misteriosas que el misterio? (Pies de barro, p. 115).

Fin de la primera parte

Y hasta aquí la primera entrega de «Literaturas fantásticas» sobre la fantasía y literatura de Terry Pratchett. Próximamente, en sus mejores pantallas… ¡la segunda entrega! Podéis seguirme en Twitter para manteneros informados sobre lo que publico y otras noticias relacionadas con el mundo de la traducción, la fantasía y la ciencia ficción.

Termino esta entrada con una pequeña bibliografía con los títulos de las obras que os he citado en esta entrada, los años de las primeras publicaciones y los traductores que se han encargado de traernos a Terry Pratchett a nuestra lengua. Además, os dejo también otras páginas por si queréis informaros por vuestra cuenta sobre el Mundodisco.

Novelas de Terry Pratchett

  • The Colour of Magic (1983), Terry Pratchett. En español: El color de la magia (1989), traducción de Cristina Macía.
  • Equal rites (1987), Terry Pratchett. En español: Ritos iguales (1991), traducción de Cristina Macía.
  • Mort (1987), Terry Pratchett. En español: Mort (1991), traducción de Cristina Macía.
  • Guards! Guards! (1989), Terry Pratchett. En español: ¡Guardias! ¡Guardias! (1993), traducción de Cristina Macía.
  • Good Omens (1990), Neil Gaiman y Terry Pratchett. En español, Buenos presagios (1999), traducción de María Ferrer.
  • Small Gods (1992), Terry Pratchett. En español, Dioses menores (2003), traducción de Albert Solé.
  • Soul Music (1994), Terry Pratchett. En español, Soul music (2005), traducción de Albert Solé.
  • Maskerade (1995), Terry Pratchett. En español, Mascarada (2006), traducción de Javier Calvo.
  • Feet of Clay (1996), Terry Pratchett. En español, Pies de barro (2006), traducción de Javier Calvo.
  • Snuff (2011), Terry Pratchett. En español, Snuff (2013), traducción de Gabriel Dols Gallardo.
  • The Long Earth (2012), Stephen Baxter y Terry Pratchett. En español, La Tierra larga (2014), traducción de Gabriel Dols Gallardo.

Recursos

El Mundodisco.

Página web de Terry Pratchett.

La página web de La concha de Gran A’Tuin.

Entrada de Fantifica con treinta motivos para leer el Mundodisco.

Vídeo de Vanfunfun sobre el orden de lectura del Mundodisco.

The L-Space Web con citas, anotaciones e información bibliográfica sobre los distintos libros de la serie.

Anuncios

Un comentario en “Literaturas fantásticas: el Mundodisco de Terry Pratchett (I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s